viernes, 4 de abril de 2008

Fragmentos de Julieta - Marqués de Sade http://lemonik.com/?page_id=355

Esta nota es previa, este es un fragmento del marques de Sade pese a que es muy corto lo subí igual

"Juliette"


Nota: Para leer las obras del Marqés de Sade es necesario poseer un critero muy amplio, ya que puede resultar difícil lo que plantea. Él habla de una sexualidad “desviada” hacia la pervesidad, hacia el placer sensual provocado por el dolor ajeno, algo totalmente inconcebible para muchas personas normales.El Marqués de Sade era una persona inteligente, a su manera, ya que además de escandalizar al mundo, aportó ideas valiosas en los terrenos de la ciencias naturales, sociales, económicas, filosóficas y políticas. era un hombre de letras qeu leía mucho. Sus escritos originales hacen referencia a muchos de los libros que se encontraban en la Biblioteca Nacional, lo que significa que leyó la mayoría o todos los libros que allí había.
Julieta comineza desde niña a inclinarse hacia el lado del vicio. En el colegio donde estudia tiene relaciones sexuales con sus compañeras y con la directora, quien resulta ser una maestra consumada en las cuestiones eróticas y pervesas, además de excelente oradora y exponente de razonamientos relacionados con al sensualidad. Después Julieta se dedica por completo a la prostitución y a la maldad. con la idea de que así conseguirá mucho dinero, aparte de placer.
Este es el tema introductorio, el que lo leyó felicidades! Sabiendo esto queda bajo su responsabilidad leer los post que digan Fragmentos de Julieta.
Libro Primero
1
* Mi hermana Justina y yo fuimos a la escuela en Panthémont, el conocido convento a través de cuyas puertas han pasado varias de las más hermosas e inmorales damas jóvenes de Francia. Era un antro de depravación, una cloaca deliciosamente obscena de perversidad, y aun cuando Justina pudo permanecer sin que sus atractivos la afectaran, en verdad confieso que yo no pude hacerlo.
*El bien, como se ha dicho, sólo puede apreciarse con claridad cuando se examina frente al mal. Sin embargo no he de pedir perdón por mi comportamiento; nunca he hecho nada de lo cual se avergüence, y aun cuando quizá mis acciones hayan sido malas, estas acciones me brindan grandes placeres; pues bien, el placer es la única recompensa que yo siempre he buscado, y por tanto no me arrepiento de nada.
2
*Sentí el despertar de los deseos carnales a la tierna edad de siete años, y a los nueve ya había aprendido a conseguir con los dedos el placer del tipo que habría de lograr más adelante y en mayores proporciones por medio de la actuación de los hombres al igual que de otras mujeres.
* A la edad de doce años, conocí a una muchacha llamada Eufosina[…] y me llevaba 3 años. Su cuerpo era de los que inspiran a un artista[…] me enamoré de ella enseguida. Se estableció entre nosotras una amistad muy cercana (No necesito explicar que la atracción intelectual no existe entre las mujeres encerradas; la única razón para una amistad es el deseo mutuo, y las que no lo sienten, o no se abandonan a él, se quedan sin amigas)
* La abadesa, la madre Delbéne, era una mujer de una belleza extraordinaria […]. Se había visto forzada a profesar por nos padres avaros, quienes sabían que al empeñarla de aquella forma no tendrían que preocuparse por cuidarla. Pero aun cuando cumplía sus deberes religiosos con un aire aparente que habría enorgullecido a un ángel, odiaba su situación en el convento, y a los padres que la habían encerrado allí.
* Abrí la puerta, y con gran sorpresa encontré a la hermosa abadesa acostada sobre un sofá, casi desnuda.[…]y ella solo vestía una enagua casi transparente que permitía contemplar con bastante claridad los globos llenos y redondos de sus pechos, y una cintura de avispa que se ensanchaba en la magnificencia abombada y admirable de las caderas. A su lado yacía la bella Eufrosina, vestida nada más con una enagua tan fina como la gasa, con la suavidad de un blanco lechosos del cuerpo de la abadesa, y sus senos, pequeños y levantados, parecían avanzar con orgullo después de haberse liberado del sostén que los había tenido aprisionados. En ese instante todo el pánico me abandonó, sentí que se me cortaba la respiración y que las rodillas se me doblaban del deseo.
* Después de cerrar la puerta, se levantó, y abandonando el sofá, me agarro de la mano. […] El corazón me latía frenéticamente mientras contemplaba la esplendidez de su cuerpo. ella, sonriéndome también, me condujo hasta el sofá, y sin más metió la mano bajo mi vestido y aferró el centro agitado de mi pasión.
* ¡Te da vergüenza, angelito! - exclamó de pronto - ¡No debes sentirla!¡Te lo prohíbo! Avergonzarse es una muestra de modestia, y … ¿A qué viene la modestia?, ¿Por que tienes un coño? Todas lo tenemos. No, chiquilla, la modestia es una bobería. Yo diría que es el resultado de que nos hayan enseñado que el amor, su expresión física y los instrumentos de esa expresión, son cosas de las cuales hay que avergonzarse. La realidad, claro, es que la naturaleza nos ha creado con esos apetitos y esas características. No puede pensarse que ella nos haya dado cosas respecto a las cuales quiere que nos avergoncemos
* - ¡Oh, chiquillas queridas! ¡Estoy gozando mucho! - gritó, frotando la cara contra una y después contra otra-. Vamos a desnudarnos todas, y disfrutar juntas de los grandes placeres del amor.
* - Julieta querida - suspiró, tocando con la lengua mi cuello, y quitándome al mismo tiempo la ropa interior-, eres un tributo a lo femenino. Verte es deslumbrarse.Ya estaba yo desnuda; los dedos hábiles de la madre Delbéne me acariciaron los pezones, y su lengua caliente y húmeda penetró agudamente en mi boca. Se había dado cuenta de inmediato que sus atenciones tenían en mí un efecto poderoso.
* - ¡Quisiera morir embriagada con usted!
* La espléndida abadesa suspiró con deleite y se dejó caer sobre nosotras; su lengua caliente y húmeda se abrió paso por la parte interior de mis muslos; después cambió un poco de posición para dejar que Eufrosina hiciera lo mismo con ella, y yo, sometiéndome con gozo al magnífico encanto de todo eso, tomé a la hermosa Eufrosina por las caderas y metí la cabeza entre sus piernas completando el terceto.
3
* En el transcurso de las semanas siguientes Eufrosina y yo fuimos llamadas regularmente a la presencia de nuestra querida madre Delbéne.
* Después de algunos meses, Eufrosina me dio la triste noticia que se iba del convento. Me sentí abrumada de inmediato por la tristeza y la preocupación, y bañé de lágrimas a mi querida amiga.
* -Yo me mantendré viviendo como cortesana- replicó-. Siempre he querido saborear la sexualidad de un hombre.

No hay comentarios:

Obra

Obra
este es uno de mis dibujos

Cofradía que espero que sea grande..... Licenciados Papa Gu

Ideología

Ideología

¿ Que nos hace ser como somos?

Cosas que me agradan

  • Bersuit
  • Blink 182
  • Charly García
  • Deira
  • George Lucas- Star Wars
  • Goya- las pinturas negras
  • Guns N´Roses
  • Klimt- El Beso
  • Korn
  • La Renga
  • Magrite
  • Marilyn Manson
  • Marques de Sade- Juliette
  • Metallica
  • Miró
  • Nietzsche- Ecce Homo
  • Nietzsche- El Crepusculo de los Idolos
  • Nietzsche- Más alla del Bien y del Mal
  • Nirvana
  • Oasis
  • Picasso- El guernica
  • Placebo
  • Rammstein
  • Roberto Arlt- Los Siete Locos
  • Salvador Dalí- Diario de un Genio
  • Sex Pistols
  • Sumo
  • System of a Down
  • The Rolling Stones
  • Truman Capote- A Sangre Fría
  • Turner
  • Van Gogh
  • Velvet Revolver

C-Box

Bad Sisters



bad%20sisters
Quantcast

Oso Polar

Oso Polar

Pintando

Pintando